Científico de datos, la tercera profesión más solicitada en España

Foto: Tirza van Dijk / Unsplash (CC)
10/04/2018
Germán Sierra
El Estado es el octavo país del mundo en cantidad de estos profesionales

El mercado de los macrodatos (big data) crece globalmente año tras año de manera espectacular. Según el estudio de la consultora Gartner Forecast: Entreprise Software Markets Worlwide 2014-2021, el mercado mundial de los macrodatos creció de 27 billones de dólares en 2012 a 55 billones en 2016, mientras que, según este mismo estudio, la demanda de servicios se incrementó hasta 150,8 millardos de dólares en 2017, que equivale a cinco millones de puestos de trabajo en el mundo.

Se trata de una profesión muy atractiva para los jóvenes de perfil técnico, porque combina una altísima empleabilidad con una remuneración muy elevada, que en España arranca con cincuenta mil euros anuales pero que puede ascender en función de la responsabilidad y el tamaño de la empresa. En Estados Unidos, donde un científico de datos cobra más de cien mil dólares, el perfil ha ocupado por segundo año consecutivo la clasificación de los cincuenta mejores puestos de trabajo en América, según una encuesta publicada por Glassdor.

Diferentes estudios señalan que la demanda de estos profesionales crece anualmente más de un cincuenta por ciento en España y que muchos de estos puestos de trabajo se quedan sin cubrir. El informe EPYCE 2017: Posiciones y competencias más demandadas, que elabora anualmente la EAE Business School, constata que los perfiles relacionados con los macrodatos son los terceros más solicitados en España hoy en día a la vez que pronostica que en el ámbito tecnológico serán los más solicitados en los próximos dos o tres años. Solo en 2015, y según la encuesta Tic.job, las vacantes para perfiles relacionados con los macrodatos crecieron un 92 %.


España es el octavo país del mundo en cantidad de científicos de datos

España es el octavo país del mundo en número de científicos de datos, según un estudio de Good Rebels, en una clasificación encabezada por Estados Unidos, con un 55 % de la oferta. Hablamos de científicos de datos, analistas de datos, ingenieros de datos, administradores de datos, analistas de datos e, incluso, artistas de datos (data artist). Pero globalmente, el desfase entre oferta y demanda de habilidades analíticas se sitúa, según estimaciones de la International Data Corporation (IDC), entre un 40 % y un 50 %.

El concepto de analista de datos fue acuñado por primera vez en 2008 por D. J. Patil y Jeff Hammerbacher, analistas de datos de Facebook y LinkedIn, respectivamente. Ambos previeron la importancia de este perfil profesional que se sumerge en cantidades ingentes de datos, pone orden en ellos, saca conclusiones para mejorar la operativa de la empresa y se convierte en pieza clave en la toma de decisiones en diferentes ámbitos.


Un perfil solicitado en empresas grandes y pequeñas

El analista de datos no es patrimonio exclusivo del sector de las grandes empresas de internet. El sector farmacéutico y el bancario, las aseguradoras, los centros de investigación o la propia administración pública pueden aprovechar este perfil para interpretar datos, generar modelos predictivos y mejorar su rendimiento.

Amazon, Netflix o Facebook no habrían llegado hasta donde lo han hecho sin un ejército de analistas de datos que trabajan cada día para mejorar sus operaciones. Google ocupa a más de medio millar de personas solo en la tarea de analizar datos. En el Estado español, Banco Santander ha creado un área propia de macrodatos, el BBVA y CaixaBank la crearon en 2014. Sanitas, en el ámbito de la salud, ha diseñado la figura del CDO (chief data officer) mientras que en el mundo deportivo el FC Barcelona y el Real Madrid desarrollan proyectos para la gestión de sus seguidores.

Pero el analista de datos no es un perfil exclusivo de la gran empresa, muchas pymes están empezando a apostar por este tipo de profesional. Todas las empresas de hoy operan digitalmente y uno de sus principales déficits es no sacar suficiente rendimiento a la cantidad de datos que genera la actividad del día a día con sus clientes. Un analista de datos puede significar ahorro y precisión en la toma de decisiones.

«Este perfil de profesional», explica Teresa Sancho, profesora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones, «se solía buscar entre estadísticos o matemáticos, o también entre informáticos, pero es evidente que es un perfil híbrido y poliédrico muy específico: comprende problemas y formula preguntas, captura datos, los almacena y los analiza, los visualiza y los explica, y saca conclusiones. Por este motivo es necesario que tenga una solidez matemático-estadística y de programación, pero al mismo tiempo se espera que sea creativo y sepa trabajar en equipos multidisciplinarios».


Científico de datos: nuevo grado de la UOC

Consciente de estos factores, y motivada por su enfoque a la empleabilidad y el diseño de formación según la demanda profesional de las empresas, la UOC estrenará en febrero de 2019 el nuevo grado de Ciencia de Datos Aplicada, que formará profesionales capaces de utilizar grandes conjuntos de datos con el fin de abordar problemas complejos con soluciones innovadoras, trabajando en equipos multidisciplinarios, críticamente y con facilidad comunicativa.

La UOC ya dispone de oferta docente en este ámbito: el máster universitario de Ciencia de Datos (Data Science) y un máster propio de Inteligencia de Negocio y Big Data, impulsados por los estudios de ingeniería de la UOC. El grado completará esta línea y, según su directora, Teresa Sancho, «se impulsa para responder a la demanda del mercado, que busca líderes de gestión de datos y analítica. En este sentido, hay que formar personas con habilidades de programación y tratamiento de datos así como con capacidad de interpretar resultados y, en muchos casos, de crear y gestionar infraestructuras de macrodatos».

En cuanto a las perspectivas del grado que ofrecerá la UOC, Sancho es optimista. «El máster de Inteligencia de Negocio y Big Data y el nuevo de Ciencia de Datos han sido de los más exitosos de la UOC. En cuanto al grado también somos optimistas, porque se enfoca a un importante nicho de mercado y porque tiene una vocación profesionalizadora muy fuerte: no ofrecerá más teoría de la necesaria, desde buen principio abordará problemas reales y se trabajará con datos», concluye.

 

#expertosUOC

Foto de la profesora Teresa Sancho Vinuesa

Teresa Sancho Vinuesa

Experto/a en: Seguimiento del estudiante, evaluación y retorno (feedback), especialmente en asignaturas de matemáticas y estadística, en educación superior. Análisis de prácticas de educación en acceso abierto (MOOC, repositorios, redes sociales).

Ámbito de conocimiento: Educación matemática.

Ver ficha